Hospital Sommer - encabezado
 
           
   

 

 
 

HOSPITAL REFERENTE NACIONAL EN LEPRA

La lepra es una de las enfermedades más antiguas de la humanidad. Es una de las más estudiadas en la historia de la medicina, pero también la que mayores prejuicios y temores ha despertado a través de los siglos. Su historia y su evolución en el terreno científico, están indisolublemente ligadas a su concepto en el imaginario social hasta llegar a ser en la actualidad, una enfermedad más.

El actual Hospital Nacional "Dr. Baldomero Sommer", llamado en sus inicios Sanatorio-Colonia Buenos Aires, fue inaugurado el 21de noviembre de 1941 en cumplimiento de la Ley de Profilaxis de la lepra, junto a otros cuatro establecimientos del país. El advenimiento de las sulfonas en 1942 y su aplicación en el tratamiento de la lepra, constituyó un hito de la leprología a nivel mundial al surgir el aislamiento químico. Sin embargo, recién en la década de 1960 adquiere relevancia el concepto de “rehabilitación” ya que las lesiones y mutilaciones continuaron originando severas discapacidades en los enfermos, incluyendo el aspecto físico, psicológico y social, área en que fueron pioneros los Dres. Ricardo Manzi quien luchó activamente por la integración de los enfermos a la sociedad, y el Dr. Angel Marzetti, Director del CREL (centro de Rehabilitación del Enfermo de Lepra) inaugurado en este hospital en 1968 y precursor de técnicas especiales en lepra, utilizadas en todo el país.

A partir de los cambios a través de la rehabilitación y los avances médicos se llegó a la posibilidad de un régimen abierto, circunstancia más aplicable a los casos nuevos que a los internados históricos, incapaces de recuperar sus fuentes de trabajo y sus bienes, y que afincados en casas y barrios desarrollaron un sentido de pertenencia y arraigo. En la década de 1980 luego de la aparición de la sulfonoresistencia, surge el tratamiento combinado proporcionado por la OMS que es de elección hasta la actualidad. Las ventajas de la poliquimioterapia, la duración acotada de los esquemas terapéuticos y otros avances llevaron finalmente a la derogación de Ley Aberastury y su reemplazo por la Ley 22964, que suprime la internación compulsiva y establece la obligatoriedad de todo paciente a tratarse, como cualquier otra enfermedad transmisible.

En la actualidad el Hospital Sommer, en consonancia con la evolución del concepto y los avances en el tratamiento de la lepra, ha extendido su perfil de atención a otras patologías aprovechando sus recursos físicos y asistenciales. Continúa siendo un centro de atención especializada de enfermos de Hansen y luego del cierre en 1993 de los antiguos leprosarios del país, ha quedado como referente nacional de esta patología. A su vez, ha desarrollado un proceso de reconversión reflejado en la implementación de Atención Primaria de la Salud (APS) de la región VII, tomando como estrategia la experiencia de su Área Programática iniciada en 1986 que se dedica a la atención y apoyo dérmatoleprológica extramuros en la provincia de Bs. As. con énfasis en los partidos del conurbano bonaerense. Este grupo asistencial, formado por médicos, trabajadores sociales, y antropólogos fue reforzado en 2004 con la creación de la Residencia de Medicina General y su recurso humano. Por otra parte, en el marco de la reestructuración y apertura del hospital, funciona desde el año 2001 una Unidad de Cuidados Paliativos (PACI) y ha reequipado modernamente pabellones de Internación, de Diagnóstico y Consultorios Externos.

Aun con estos cambios, el Hospital Sommer sigue estando especialmente preparado para internaciones prolongadas, lo cual permite la permanencia de enfermos que por su alto grado de discapacidad, es imposible reinsertar en la sociedad. Cuenta con profesionales especializados cuyo objetivo es la integración social de los pacientes hansenianos “históricos”, mediante la recreación, laborterapia y el trabajo orientado al desarrollo de la Tercera Edad, área en la que es pionero.

Actualmente el tratamiento de la lepra es ambulatorio (Consultorios Externos) y domiciliario (Área Programática), y el hospital es un centro de interconsulta y derivación de complicaciones severas que no pueden controlarse externamente y requieren tratamientos, técnicas especiales clínico-quirúrgicas y de rehabilitación, para las que posee instalaciones adecuadas a tal fin. Para ello no sólo cuenta con profesionales especializados en Leprología sino también en el tratamiento integral de la enfermedad de Hansen: Cirugía, Traumatología, Fisiatría, etc., con experiencia en el manejo de complicaciones neurales, reacciones subintrantes o severas, oculares, acropatías úlceromutilantes, etc., altamente discapacitantes.

Realiza una intensa Labor Docente y de Difusión General mediante cursos presenciales y a distancia; participación en congresos y eventos científicos; presencia de becarios, residentes, concurrentes, etc., acciones todas ellas con el objetivo de difundir conocimientos básicos de la enfermedad de Hansen y su diagnóstico precoz, en diferentes ámbitos sanitarios, científicos y de la comunidad. Participa junto al Programa Nacional de Lepra en la discusión y elaboración de las Normas Técnicas para todo el país, constituyendo en la actualidad un soporte técnico importante del mismo.

En Investigación, otro de sus pilares, el hospital Sommer ha desarrollado técnicas especializadas de diagnóstico y confirmación de la lepra, y actualmente constituye el Laboratorio Nacional de Referencia y Control de calidad de baciloscopías de todo el país.

Posee un Centro de Rehabilitación especializado en pacientes de Hansen, con el anexo de un Taller de Ortesis, Prótesis y Calzado; Terapia Ocupacional y Kinesiología que asiste a pacientes propios y derivados de otros centros.

La lepra es hoy una enfermedad curable y debe ser integrada a la medicina general como una enfermedad más. La historia del Hospital Sommer es la historia de la evolución del concepto de la lepra en el mundo y particularmente en la Argentina. Refleja las consecuencias de lo que en su momento fue el único medio disponible para el control de la enfermedad: el aislamiento. Pero también los esfuerzos posteriores para cambiar los antiguos prejuicios y estrategias de atención, a la luz de los nuevos conocimientos científicos.

Ello lo convierte en la actualidad en un establecimiento abierto a la comunidad donde se asiste no sólo a enfermos de lepra, sino a pacientes con otras patologías. Pero su complejidad y servicios especializados en la atención, investigación y rehabilitación de la enfermedad de Hansen, lo constituyen en un Centro de Referencia Nacional en Lepra
__________________________________________________________________________________________________
Dra. Noemí Leonor Vaquero
Servicio de Dermatología